alberto jimenez y dario nole

Alberto  y Darío, gerentes del restaurante,  nos desvelan las claves del éxito de Restaurante Cerrado del Águila y alguna anécdota digna de leer.

Hoy presentamos la entrevista realizada dos de los pilares fundamentales de Restaurante Cerrado del Águila, Alberto y Darío.

1. ¿Cómo surgió la idea de montar Restaurante Cerrado del Águila?

Alberto: La idea de montar Cerrado del Águila Restaurante surge del mismo restaurante, del que ya éramos miembros del equipo desde casi los comienzos.

Juan, Darío y yo hemos estado presentes durante todo el desarrollo del mismo, tomando las riendas de todas las decisiones en cuanto a la operativa del restaurante, en su día a día y en todos y cada una de los eventos que en él se han hecho.

Contábamos con un gran equipo que sigue formando parte del restaurante. Un claro ejemplo es Miguel Gil, pilar fundamental y jefe de camareros.

Después de dos empresas que con anterioridad lo gestionaban, hace ya casi tres años nos surgió la oportunidad de gestionarlo nosotros mismos. Sin ninguna duda, accedimos positivamente ya que siempre ha habido un ambiente inmejorable de trabajo y compartíamos la misma pasión por el desarrollo de eventos y restauración en general.

alberto, juan y dario

2. Alberto, sabemos que eres un apasionado del vino y excelente sommelier, ¿cuáles son los principales vinos que aconsejas a tus clientes?

Alberto: Aunque me gusta mucho probar nuevos vinos continuamente, yo apuesto por una selección no muy larga pero sí variada y equilibrada, sin tener en cuenta la fama de la bodega ni su tamaño, sino la personalidad del vino.

En todas las temporadas, me gusta recomendar vinos jóvenes y frescos, y aperitivos como un buen cava o una manzanilla de Sanlúcar.

Mi consejo es no dejar de probar nuevos vinos e investigar distintas añadas para encontrar el que más se ajuste a nosotros.

3. Podemos ver que tenéis eventos continuamente, Alberto ¿En qué tipos de eventos estáis especializados actualmente?

alberto jimenez y juan barriga

Alberto: Estamos siempre abiertos a sugerencias de nuestros clientes, intentando conseguir que el evento hable de las personas que lo contratan, tanto en los espacios como en la cocina.

Nos gustan mucho las bodas, ya que son eventos en los que pasamos a formar parte de la vida de los novios. Somos totalmente conscientes de la importancia que tiene, la satisfacción de que todo salga bien y eso se cumpla positivamente no tiene precio.

4. Dario, ¿Cuáles son las claves importante para tener éxito en un negocio como este?

Darío: Un antiguo Jefe que tuve, me marcó a fuego una regla, que ha día de hoy intento seguir utilizando, la regla de las 3C: Conocimiento, Constancia y Compromiso. Sin esas “3C” pienso que en cualquier ámbito de la vida estas abocado al fracaso.

Por supuesto, tengo que mencionar la ilusión que tenemos por nuestro negocio, algo que nos ayuda mucho en ese aspecto, es el ambiente cordial que tenemos entre compañeros del mismo restaurante y del complejo en sí.

5. Y pensando en el futuro, Darío ¿tienes algún sueño o proyecto para el restaurante?

Dario: Tenemos el sueño de ser el referente número 1 en nuestra zona, por ello luchamos cada día,  poquito a poco y albergando cada vez más amplitud geográfica. Respecto a esto, me encanta una frase de un cantante de Rap que dice: Tu  límite es el cielo aquí y ahora.
Seguiremos tratando a la gente con nuestro particular “ambiente familiar” e ir haciendo que poco a poco Restaurante Cerrado del Águila se haga un sitio imprescindible para el corazoncito de la gente de la Costa del Sol.

6. Por último, ¿Tenéis alguna anécdota del restaurante que podáis contar?

Alberto: le pasó a Juan Barriga, que ya sabéis la estima que le tenemos a su cocina. En esta ocasión estábamos Darío y yo presentes.

Juan presume de dar la vuelta a las tortillas de patatas con tan sólo las manos, sin más ayuda (yo lo he visto), pero en esta ocasión, se quiso lucir tanto que quiso mantenerla en el aire más tiempo de la cuenta, hasta que la tortilla, obviamente por la gravedad, se le cayó totalmente encima, no olvidaré nunca esa imagen, fue muy gracioso.

Por suerte podríamos contar muchas anécdotas de “accidentes” sin relevancia que nos arrancan una sonrisa en momentos clave.

Lee la entrevista de Juan Barriga aquí.

equipo restaurante cerrado del aguila

Si te ha gustado la entrevista de Alberto y Darío puedes compartirlo en tus redes sociales o dejarnos un comentario.

COMENTAR